jueves, 27 de septiembre de 2012

POLLO AL AJILLO

Y hoy Jueves volvemos a la cocina, para preparar una receta muy tradicional y que nos apetece en un día tan lluvioso como hoy, El Pollo al Ajillo. Es una receta muy tradicional y muy fácil de preparar. 

Como ya hemos hablado de las propiedades del pollo, hoy vamos a fijarnos en un ingrediente que nos encanta, el ajo y que en esta receta tiene un papel tan importante.

El ajo, con gran valor nutricional y proveniente de Asia, es un ingrediente esencial en la dieta mediterránea y uno de los alimentos más saludables.

Empleado desde antiguo como condimento, existen pruebas que demuestran que los antiguos egipcios lo consumían hace 6.000 años y que sus propiedades culinarias y medicinales eran igualmente alabadas por los griegos.

Se conoce igualmente que los monjes medievales masticaban dientes de ajo para protegerse de la peste y durante las dos grandes guerras mundiales del siglo XX, ante la escasez de antibióticos, se utilizó para evitar que las heridas de guerra se infectaran.
Son innumerables las propiedades terapéuticas que se la han atribuido a través de los siglos, destacando las siguientes:
- Es el mejor antiséptico, antibiótico y antimicótico natural que existe. Por ello es un excelente aliado contra las infecciones.
- Es un excelente depurativo, ayuda a eliminar toxinas del organismo y contribuye a la formación y regeneración de la flora intestinal.
- Mejora la circulación de la sangre debido a su poder anticoagulante.
- Baja la fiebre.
- Reduce el nivel de grasas en la sangre, disminuye los niveles del colesterol "malo" (colesterol LDL) y protege el corazón y las arterias.
- Refuerza las defensas del organismo.
- Normaliza los niveles elevados de tensión arterial, por lo que debe estar presente en la dieta de hipertensos.
- Es muy útil en el tratamiento de infecciones estomacales.
- Es expectorante, por lo que resulta muy útil en afecciones respiratorias como asma, bronquitis aguda o crónica.
- Es antioxidante.
- Normaliza los niveles elevados de glucosa en sangre.
- Ayuda a regular la función tiroidea al ser rico en iodo, siendo especialmente útil en los casos de hipotiroidismo.
- Posee importantes efectos anticancerígenos.
- Ayuda a prevenir los efectos debilitantes del envejecimiento, así como cardiopatías y otros trastornos asociados a la edad avanzada.
- Por su poder virucida, es un eficaz antiverrugas.

Y después de conocer sus múltiples beneficios, aquí tenéis ya nuestra receta que esperamos os guste.



Tiempo de preparación: 45 minutos
Comensales: 4
Dificultad: Fácil

INGREDIENTES:
* 1 Pollo troceado
* 1/2 cabeza de ajo
* el zumo de un limon
* 125 ml de vino blanco
* 125 ml aceite de oliva suave
* tomillo
* 1 punta de cayena
* sal y pimienta

MODO DE PREPARACION:
* Enjuagamos bien los trozos de pollo, lo secamos y  salpimentamos
* En una sartén grande añadimos el aceite y una vez caliente doramos muy bien el pollo
* Le agregamos los ajos fileteados y removemos bien para que el pollo vaya cogiendo sabor
* A continuación le agregamos el zumo del limón y el vino, y removemos cocinando hasta que veamos que el vino se ha evaporado
* Añadimos el tomillo y la cayena y seguimos cocinando hasta que veamos que el pollo esta listo, con su salsa y bien doradito

Y listos para emplatar y acompañar con una buena guarnición, patatas fritas, patatas panaderas, un molde de arroz frito, ensalada... a vuestro gusto :-)

Buena tarde a todos y que disfrutéis mucho :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión :-) Muchas gracias !!