martes, 11 de junio de 2013

SAFÍO O CONGRIO CON GUISANTES EN AMARILLO

Hoy Martes volvemos a la cocina después de una escapada estupenda a Chaouen, Marruecos, donde mi madre y yo hemos podido degustar las especialidades gastronómicas marroquíes, de la que os prometemos hablar, queremos cocinar un guiso muy de Rota y nuestra provincia, Safío o Congrio con guisantes en amarillo.

El Safío, tambien llamado Congrio es un pescado semigraso que aporta alrededor de 3 gramos de grasa por cada 100 gramos de porción comestible. Su contenido proteico no es muy elevado, si bien sus proteínas poseen un alto valor biológico. Contiene diferentes vitaminas y minerales.

Dentro de las vitaminas destaca la presencia escasa de algunas del grupo B como las vitaminas B1, B2 y B3. La cantidad de vitaminas B1 presente en el congrio es elevada en comparación con el resto de pescados.

La vitamina que destaca en la composición nutricional del congrio es la vitamina A. De hecho, éste es el pescado más rico en este nutriente a excepción de las angulas y las anguilas. Esta vitamina contribuye al mantenimiento, crecimiento y reparación de las mucosas, piel y otros tejidos del cuerpo.

Además, favorece la resistencia frente a las infecciones y es necesaria para el desarrollo del sistema nervioso y para la visión nocturna. Interviene en el crecimiento óseo.

Y aquí os dejamos ya la receta de hoy y la primera de esta semana:


INGREDIENTES:
* 1/2 kilo de Safío o Congrio
* 1/2 kilo de guisantes
* 1 patata
* 1 cebolla
* 3 dientes de ajo
* 3 rebanadas de pan
* 1 manojo de perejil
* unas hebras de azafrán
* 125 ml. de vino Manzanilla
* 125 ml. de aceite de oliva virgen extra
* Pimienta negra en grano
* Sal

MODO DE PREPARACIÓN:
* En una olla vamos a poner los gusiantes y la patata cortada a brunoise (daditos). Lo cubrimos con agua y lo cocinamos a fuego medio
* Calentamos el aceite en una sartén y vamos a freir las rebanadas de pan, y una vez fritas, las ponemos en un mortero (o vaso de triturar)
* Seguidamente vamos a sofreir la cebolla, cortada en brunoise y los ajos pelados enteros. Los pasamos también al mortero y le añadimos unos granos de pimienta negra y una pizca de sal.
* Lo majamos todo y lo regamos con el vino Manzanilla. Removemos y vertemos esta mezcla sobre los guisantes y las patatas y mezclamos.
* En ese mismo aceite vamos a freir el perejil picado y lo vertemos en la olla junto con unas hebras de azafrán
* Cocinamos a fuego medio hasta que los guisantes estén tiernos, aproximadamente durante unos 30 minutos.
* Pasado este tiempo, incorporamos los trozos de Safío o Congrio y los salpimentamos. Seguimos cocinando durante 10 minutos más.

Y listos para emplatar y servir a la mesa, fijáos que buenísima pinta y que plato más completo. Estamos seguras de que os va a gustar :-)

2 comentarios:

  1. Que buen guiso...me encantan los guisantes, asi que no le pongo pega...!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, salió muy rico. Un saludo para los dos :-)

    ResponderEliminar

Nos encantaría conocer tu opinión :-) Muchas gracias !!